Aumenta la demanda de las casas modulares hechas con hormigón

Poco a poco nos abrimos a otras maneras de construir casas que van más allá de las tradicionales y pensamos en otro tipo de viviendas como las casas modulares hechas con hormigón.

Este tipo de casas se ven cada vez más por todas las ventajas que tienen sobre las tradicionales, un modelo de construcción que poco a poco va a ir quedando obsoleto.

 

Las casas modulares de hormigón son mucho más sostenibles

La sostenibilidad es un término que cada vez escuchamos más y que es muy importante en todos los ámbitos.

De hecho, que una actividad sea sostenible o no va a ser fundamental para pagar impuestos, de manera que las casas modulares van a tener una enorme ventaja en ese aspecto.

En las obras para hacer estas viviendas se contamina mucho menos que en una obra tradicional, además de que los paneles se hacen dentro de recintos cerrados y gastando la menor energía posible.

 

Son viviendas más eficientes

A la sostenibilidad de este tipo de construcción también debemos sumar que son mucho más eficientes en cuanto a la energía.

El hormigón es un material que aísla del frío y del calor, lo que sumado a que las paredes exteriores suelen ser gruesas hace que estas casas necesiten mucha menos energía para mantener una temperatura óptima durante todo el año.

Esto supone un ahorro considerable todos los meses en las facturas de luz y climatización sin necesidad de que tengamos que adoptar ninguna medida.

 

La construcción es más rápida

Siguiendo con las ventajas de las casas modulares de hormigón, que hacen que ahora mismo su construcción esté en auge, una de las que más aprecian los clientes es la rapidez de construcción.

De hecho, desde que se inicia la fabricación de los módulos hasta que se termina la casa por completo se tardan alrededor de seis meses, un tiempo que construcción que las casas tradicionales no pueden igualar.

Además de la rapidez, estas casas se pueden pedir “llave en mano”, por lo que tras ese medio año solo tendremos que abrir la puerta y empezar a hacer nuestra vida normal sin tener que preocuparnos de nada más.

Este tipo de construcciones también está en auge para otro tipo de edificaciones como las naves industriales.

 

Son personalizables y permiten crear espacios abiertos muy grandes

El que sean modulares no quiere decir que todas las casas sean iguales. De hecho, uno de sus atractivos es que se pueden personalizar, al contrario de lo que ocurre cuando compramos una vivienda en una promoción, en la que todas las casas del barrio son iguales.

Aquí cada casa es distinta y además este tipo de construcción permite crear espacios abiertos de hasta cien metros cuadrados, lo que da una sensación de apertura y de libertad enormes.

 

Necesitan de los mismos permisos que el resto de las viviendas

Es posible que la denominación de “modular” nos confunda a la hora de pensar que este tipo de casas no necesitan permisos, pero esto no es así.

Las casas modulares de hormigón necesitan un proyecto que hay que presentar en el ayuntamiento, licencia de obras, un terreno urbano, etc. No se puede pedir una vivienda de este tipo y ponerla en cualquier parte sin pedir permiso al ayuntamiento, pues tendríamos una sanción de inmediato.

 

 

Deja un comentario